24 diciembre 2018

Ministro de Economía Mario Guillen. Foto: El Deber 24/12/2018
Según el periódico cambio, el Ministro de Economía, Mario Guillén ha declarado en un programa televisivo que cada boliviano nace con un ahorro de 2.300 Dólares, resultado de restar al PIB per cápita nominal (3.610 Dólares) la deuda externa per cápita (880 Dólares).

Cuesta creer que un Ministro realice tales declaraciones que implican un terrible error metodológico y conceptual (uno lleva al otro).

Comenzando por lo primero, hay que recordar que la macroeconomía básica enseña a hacer una diferenciación entre variables flujo y variables stock. El ingreso (que se mide con el PIB) hace referencia a un flujo generado durante un período de tiempo, mientras la deuda se refiere a un stock (es decir, un monto en un momento determinado), por lo que no se podría operar con ambas variables de la forma que lo hace nada menos que el Ministro de Economía, ya que tienen una base temporal diferente.

El primer error, el metodológico, lleva al ministro al error conceptual de definir el ahorro, como resultado del ingreso (flujo) menos la deuda (stock).

La economía moderna, cuando estudia estas variables, relaciona el ingreso menos el consumo, para obtener el ahorro (en una economía cerrada). Si queremos incorporar la incidencia de la deuda en esta relación, deberíamos referirnos al servicio de la deuda, variable que referencia el flujo del pago de intereses y amortización de la deuda.

En la lógica del ministro, el consumo (cuyo incremento sostienen que es la base del crecimiento económico actual), no se relaciona con la definición económica del ahorro; así, el ministro del proceso de cambio termina anulando la variable macroeconómica del consumo: ¡realmente notable!

Juan Carlos Gutiérrez Morón
La Paz, 24 de diciembre de 2018
Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario